2. 10. 2012. BELONDRADE recibe durante la vendimia a sumilleres de restaurantes valencianos y madrileños

Compartir en Facebook

La vendimia es siempre una de las épocas más importantes en BELONDRADE, pero no sólo por lo que supone en el proceso de elaboración de nuestros vinos, sino también porque es tiempo de mucho trabajo, donde la toma de decisiones importantes forma parte del día a día, en el que el equipo de la bodega crece y cuando se comparten muchas experiencias. Este año, sumilleres de algunos de los restaurantes más reconocidos en el panorama gastronómico de la Comunidad Valenciana y de Madrid han visitado BELONDRADE para realizar día de vendimia y compartir todas esas vivencias en la bodega.

Esta iniciativa comenzó el año pasado con la visita de sumilleres de cinco restaurantes con Estrellas Michelín de Barcelona y la intención de que los sumilleres conozcan de primera mano qué hay detrás de cada botella, qué ocurre desde que la uva se vendimia hasta que llega sus casas, para poder aconsejar mejor, si cabe, al consumidor final. 

Los días 23 y 24 septiembre  compartieron un día de vendimia en BELONDRADE profesionales de establecimientos Valencianos: Francisco, del restaurante Pirineos; Mayka, de la Genuina; David, de Navarro Bodeguero; Antonio, de Camí Vell; Rocío, de La Cartuja y José Vicente Leyva, del restaurante Vicentino; acompañados de Paco y Juan Pedro, de las Añadas de España. Durante las 24 horas que estuvieron en la bodega tuvieron la oportunidad de tomar muestras para posteriormente analizarlas en el laboratorio, participar en la mesa de selección, catar mostos y, por supuesto, vendimiar  algunos líneos, en esta ocasión la parcela El Picón. También cataron algunas añadas antiguas de BELONDRADE Y LURTON, como 2005 en formato mágnum; BELONDRADE Y LURTON 2009, que agradó especialmente, y la añada 96, que sorprendió por su viveza. COQ Selección BELONDRADE además tuvo una muy buena acogida.

Desde Madrid, María José, sumiller del restaurante del Casino de Madrid; Sara, del restaurante Extremadura; Pablo, del Laredo y Ana, del restaurante Goizeko Wellingnton; junto a Silvia, Rebeca y Flequi, de Alma Vinos Únicos, fueron los encargados de compartir 24 horas de vendimia con el equipo de BELONDRADE el domingo 30 de septiembre y uno de octubre. Un grupo también muy dispuesto a colaborar en todas las tareas que se llevan a cabo en vendimia y que realizaron una cata vertical de BELONDRADE Y LURTON, degustando las añadas 2007 Colección Vila Viniteca, 2004, 2001 y 1996. Todos los sumilleres coincidieron en que 2007, la añada más atlántica de las catadas, destacaba por su elegancia y finura en nariz. Un vino con gran potencial a la vista de lo que comentó María José, “me gustaría volver a catarlo dentro de cinco o diez años”. La añada 2004, por su parte, se presentó algo más oxidativa al principio, para después ir abriéndose en la copa. Todos coincidieron en que el vino fue de menos a más, descubriendo unos aromas amielados en nariz que contrastaban con una acidez aún marcada en boca. BELONDRADE Y LURTON 2001 resultó ser más fresco y floral, a pesar de  sus más de diez años. La estrella, como había ocurrido el fin de semana anterior, fue BELONDRADE Y LURTON 1996, redondo, con una barrica totalmente ensamblada, “es espectacular cómo ha aguantado el tiempo”, comentaron.

Sin duda, estas visitas han sido un placer para todo el equipo de BELONDRAE teniendo en cuenta que  los sumilleres juegan un papel fundamental en el panorama vitivinícola y gastronómico y son los mejores embajadores de un vino.

©  Aviso  legal 2012 - Fotografías de Juan Manuel Sanz, César Prados, Nacho Carretero y Álvaro Fernández Prieto.                 Síguenos: